Zonas Económicas Especiales en el Sur de México ¿Funcionarán?

Una iniciativa que intenta disminuir la pobreza en la región

Las diferencias entre el norte y el sur de México son innegables: las zonas fronterizas con Estados Unidos y la región del Bajío han sido tradicionalmente el motor industrial de México, mientras que históricamente los estados sureños han estado rezagados.

 

La mayor densidad de actividad industrial está en los estados fronterizos Nuevo León y Coahuila, así como en la región del Bajío que corresponde al área geográfica entre Querétaro, Aguascalientes, parte de Jalisco y Guanajuato.

 

Con el fin de combatir el rezago económico del sur, desde el año pasado el Presidente Enrique Peña Nieto presentó al congreso una iniciativa de Ley llamada “Zonas Económicas Especiales”. Se espera que las primeras compañías –alianzas fundamentales contempladas en la propuesta–  comiencen a operar en el 2018.

 

El puerto de Salina Cruz, Oaxaca, será una de las zonas beneficiadas con éste régimen especial

  

¿Qué es una Zona Económica Especial?

Son territorios que tienen un alto potencial productivo, sin embargo, por diversas razones, no han podido atraer inversión para explotar ese potencial.

El régimen Económico Especial permite que estas zonas estratégicas sean más deseables a la inversión y de ahí desaten la actividad industrial, la generación de empleos y, eventualmente, la mejora de la situación económica de los habitantes de la zona.

 

Cinthya Castañeda de CIDAC explica en este breve video lo que son las Zonas Económicas Especiales

 

¿Cuál es el plan?

Por un lado facilidades fiscales (se plantea eliminar el IVA en estas zonas), también se contempla la construcción de infraestructura (carreteras, puertos, puentes, ferrocarriles) que haga más atractiva la zona para la industria.

 

¿Cuáles son las zonas?

Son tres las Zonas Económicas Especiales:

 

1- Puerto Chiapas (Chiapas).

2-Lázaro Cárdenas (entre Guerrero y Michoacán).

3- Corredor del Istmo de Tehuantepec que va desde Coatzacoalcos (Veracruz) a Salina Cruz (Oaxaca).

 

Cortesía: CIDAC

 

¿Funcionará?

Es difícil prever si la constitución de Zonas Económicas Especiales pueda cumplir con sus metas, sobre todo porque este régimen sólo genera incentivos mas no un plan integral y articulado que pueda disminuir la pobreza en el sur de México.

 

 

Algunos puntos que la Ley de Zonas Económicas Especiales ha ignorado: 

1) Además de incentivos fiscales y de estructura, la industria requiere de mano de obra capacitada, el problema aquí resulta ser que Guerrero, Michoacán, Chiapas y Oaxaca no sólo sufren de rezago económico sino también de rezago educativo. Con una mala educación en la región, es más difícil conseguir personal capacitado.

 

Cortesía: El Imparcial Oaxaca

 

2) Estas zonas podrían convertirse en “enclaves”, es decir, el desarrollo económico podría sólo beneficiar a las zonas en donde las industrias se sitúen y quedarse ahí, sin derrama en el resto de esos estados. Por ejemplo, podría pasar que Puerto Chiapas se desarrolle, pero que ese desarrollo no llegue a los poblados Tzotziles (en el centro de Chiapas).

En China ha pasado algo parecido; se aplicaron regímenes de Zonas Especiales a las regiones costeras, mismas que se han desarrollado plenamente, pero en el interior de ese país aún persiste la pobreza.

 

Además de desigualdad en la distribución de la riqueza, China tiene otros problemas, como su inmensa deuda. Lee más sobre el tema.

 

3) La inseguridad. La región sur, además de lo económico y social, también sufre de un déficit de gobernabilidad. La violencia es parte del día a día en Guerrero, Michoacán y Veracruz. Sin instituciones fuertes que además de certeza jurídica logren garantizar la seguridad en esos estados, es difícil esperar que los inversionistas quieran poner su dinero en estos proyectos.

 

¿Qué ocurrió en Nocixtlán, Oaxaca?

 

El índice de Paz Positiva (la calidad de las instituciones que garanticen la paz, por ejemplo la policía) es bajo en Michoacán, Guerrero, Oaxaca y ChiapasCortesía: Alto Nivel

 

4) Falta de combustibles. La región sur carece de un sistema propicio de gasoductos que pueda responder a las necesidades de gas natural necesario para la industria. Sin combustible, no hay industria, así de sencillo.

 

¿Tú qué opinas sobre esta propuesta de Ley, crees que sea buena idea? Coméntanos 

 

 

Fuentes: The Wall Street Journal, The Economist, Expansión, Aristegui Noticias, La Jornada

 

 

Sígueme en Twitter @Karim_Arceo también sigue a @sinrumbo_info y @sinrumbo_inter



¿Ya Eres Parte?

Comentarios

Lo más visto

Temas Populares