¿Realmente Funciona la Vitamina C Para Prevenir Resfriados?

Nos encontramos en pleno invierno en el hemisferio norte y es en estas épocas, caracterizadas por temperaturas frías, cuando comienzan a surgir la mayor parte de resfriados y otras enfermedades del sistema respiratorio. Junto con estas enfermedades también empiezan a aparecer consejos y recomendaciones ofrecidos por doquier: desde instituciones de salud hasta Lupita la de los tamales.

Una de las recomendaciones que más se suelen escuchar durante estas épocas sugiere que para evitar o al menos disminuir el riesgo de enfermedades respiratorias, digamos resfriados, debemos consumir grandes cantidades de vitamina C, pero ¿es realmente cierto que el alto consumo de esta vitamina puede ayudarnos a prevenir y combatir al resfriado común?

 

                           

Suplementos de Vitamina C

 

La vitamina C o ácido ascórbico es un nutriente esencial para los seres humanos, tiene una gran cantidad de funciones importantes en el cuerpo, como por ejemplo facilitar la producción de colágeno, una proteína necesaria para que los huesos, músculos y ligamentos mantengan su forma y puedan funcionar correctamente. Además de esta función, se le han atribuido a lo largo de los años distintas propiedades a la vitamina C (antioxidante, anti cancerígeno, etc.), sin embargo, es posible que la propiedad más conocida y discutida de esta vitamina sea su capacidad para prevenir y combatir enfermedades respiratorias: como la gripe.

 

 

A pesar de que se han realizado numerosos estudios al respecto, aún no se ha encontrado evidencia conclusiva de que los suplementos de vitamina C ayuden a prevenir o tratar resfriados comunes en condiciones normales, pero existe evidencia de que la vitamina C podría disminuir el riesgo hasta en un 50% en personas bajo condiciones extremas de esfuerzo físico o temperatura (atletas de alto rendimiento, alpinistas, etc.). Además no se ha encontrado evidencia de que la vitamina C pueda ser utilizada como un auxiliar en el tratamiento de enfermedades ya contraídas.

La clínica Mayo, en Minesota (EUA), sugiere que la dosis recomendada de vitamina C puede ser cumplida con una dieta balanceada que incluya frutas y verduras, sin necesidad de suplementos farmacéuticos. Además se recomienda que el consumo de esta vitamina no pase de los 2 gramos diarios para evitar algunos efectos secundarios (que no son muy comunes), como piedras en el riñón.

 

 

Si bien no existe evidencia concreta de que la vitamina C ayude a prevenir y/o combatir infecciones respiratorias, si existen algunos estudios que han reportado beneficios en algunas personas, y si a esto se le suma el bajo riesgo y costo que involucran los tratamientos con vitamina C, podría decirse que estos tratamientos, aunque definitivamente no milagrosos, son una buena opción que podría disminuir el riesgo de contraer resfriados en algunas personas.  

 

 

Gracias a Ilan Kotlar, estudiante de biología en la UNAM, por colaborar con este artículo.

 

Funtes: Hemila, H., y Chalker, E. (2013), Mayo Clinic, NIH

 


¿Ya Eres Parte?

Comentarios

Lo más visto

Temas Populares